Buenas desde Costa Rica!!

•abril 18, 2011 • Dejar un comentario

Buenas desde Costa Rica!! Es grandioso estar de nuevo aquí, cada vez que vengo, me siento más y más en casa y cerca de mi familia, y déjenme decirles algo, estoy tan feliz de salir del frio y gris Nueva  York. Estamos 72 y soleado en este momento y esperando llegar a 94!!

Empezamos a grabar hoy y aunque hemos recibido un nuevo rechazo por parte de proveedores de fondos, esto nos empuja y nos hace seguir delante y mantener una actitud positiva. Cuando digo nosotros, estoy hablando de las magnificas mujeres que aceptaron compartir sus historias conmigo y mis generosos amigos y familia, quienes me han brindado apoyo durante todo este proceso, yo no estaría aquí si no fuese por ellos.

En este viaje, me encontré con un ejército guerrillero de corazones como grupo, ellos han ofrecido su talento y tiempo ayudando con publicidad, producción y traducción. “Gracias a Dios”, como diría mi hermana Máyela. Ella y su esposo, José, son mi mayor soporte aquí en Costa Rica.

José ha ofrecido su carro para transportarnos por todo el país, que ha llenado la despensa con muchos regalos para sostenernos durante la producción. El es muy gracioso y siempre mantiene nuestro espíritu arriba.

Gracias!!

Viva Jose!

Anuncios

Nuevo trailer de Madres Imaginarias

•febrero 11, 2011 • Dejar un comentario

Hellen Xiomara Castro y Crescencia son dos de las doce madresque entrevistamos en Costa Rica el año pasado. Se vieron obligados a renunciar a sus hijos en adopción. Por favor, apoye laproducción continua de esta película con la donación de <a href=”www.imaginarymothers.com”>ImaginaryMothers.com</a>

Nuestros últimos días en Costa Rica

•marzo 23, 2010 • Dejar un comentario
Vamos a entrar en la última semana de rodaje en Costa Rica! Ha sido toda una aventura. Estoy asombrada por todo lo que hemos hecho hasta ahora. Desde que llegamos aquí en enero, hemos entrevistado a doce madres que han perdido a sus hijos, iniciamos una asociación con una organización de mujeres sin fines de lucro, la Alianza para la Mujer, iniciamos un proyecto transcultural de la alfabetización mediática entre una escuela intermedia en Brooklyn y una escuela en Costa Rica , contratamos a un investigador privado para encontrar a los niños de estas madres que hemos entrevistado, y lo más importante, hemos reunido a dos familias separadas por la adopción. Ha sido una experiencia realmente abrumadora–físicamente, emocionalmente y espiritualmente–y no lo cambiaría por nada del mundo!

En medio de todos estos maravillosos logros también hemos tenido una serie de eventos desafortunados – mi computadora fue robada la semana pasada, así como dos unidades de disco duro que contenía secuencias de video. Afortunadamente, hemos salvado todas las entrevistas en otro disco duro, así que no perdimos valioso material. Sin embargo, esto me deja con nada con que editar la película a mi regreso a Nueva York. Esto ha sido muy perturbador para Sharon y yo, pero no vamos a dejar que nos impida completar nuestros objetivos durante nuestros últimos días aquí, ya que tenemos que filmar las representaciones de las historias de las madres de Costa Rica. Ha sido un gran privilegio estar involucrados en este trabajo, y estamos orgullosas de ser parte de la vida de estas mujeres.

Ah, y un gran “GRACIAS” a todos los que nos han apoyado a lo largo de estos meses, tanto emocionalmente, creativamente y financieramente. Por mucho que odio pedir fondos adicionales de todo el mundo, todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de que este proyecto esté totalmente financiado. Esto se ha vuelto aún más cierto debido al reciente robo de nuestros equipos.

Les pido por favor cualquier cosa que puedan contribuir para ayudar a complementar este importante proyecto. Y si usted tiene una madre o un amigo/a que cree que puede estar interesado/a en este proyecto, favor de compartir nuestro trabajo con ellos también.

El Impulso del Misionero

•febrero 26, 2010 • Dejar un comentario
Por favor, lea un artículo de opinión de Timothy Egan del New York Times.

Desde  los ordenados suburbios de Idaho al caos sombrío de Haití, vino Laura Silsby de 40 años de edad, – huyendo de los acreedores que habían ejecutado la hipoteca de su casa y ex-empleados buscando sus salarios.

Para el Caribe se fue con nueve otros auto-nombrados misioneros y un plan audaz: “reunir 100 huérfanos de la calle”, del país más pobre del hemisferio occidental, según un esquema en el sitio Web del grupo de Silsby, Nueva Vida Refugio Infantil.

Los niños serían trasladados a través de la frontera hacia la República Dominicana. La alimentación, la vivienda, y los permisos legales: los fundamentos serían elaborados por plan divino. Por ahora, se necesitan fondos – con impuestos deducibles!

Es más, pronto habrá “oportunidades para la adopción,” el grupo mencionado, “para amorosos padres cristianos, que de otro modo no podrían darse el lujo de adoptar.”

Silsby y su niñera, Charisa Coulter, todavía están en una cárcel de Haití, donde han negado las acusaciones de secuestro de niños. Un juez no ha accedido a liberar a las dos esta semana, pero el caso demuestra una vez más lo fácil que es manipular a la gente en nombre de un Dios amoroso.

“Secuestrando por Jesús” es lo que muchos, incluidos los indignados habitantes de Idaho, han llamado en respuestas a artículos de periódico sobre los misioneros. Silsby dice que todo es un malentendido, y sus intenciones eran buenas.

Al menos, el caso curioso de Laura Silsby plantea preguntas sobre el imperialismo cultural: qué hace que una morosa de la casi totalidad de población blanca de Idaho sin experiencia en procesos de adopción o servicios de rescate piense que ella tiene derecho a meter la religión y el alivio a un país con su propio patrimonio cultural, racial y espiritual?

Artículo Completo

Nuestra Primera Entrevista

•febrero 13, 2010 • Dejar un comentario

La Familia Arroyo

•febrero 6, 2010 • Dejar un comentario

Cuando empecé a trabajar en este documental, mis esperanzas fueron de dar a madres naturales la oportunidad de compartir su historia. Yo no entendía plenamente que en realidad podría ayudar a reunir a familias separadas por adopción internacional. La experiencia de ver a una familia reunida ha sido abrumadora. A continuación se muestra la experiencia de Cristina, la hija que fue adoptada, desde su página de Facebook y un breve vídeo que tal vez utilizaremos en el documental.


Está siempre en el Trasfondo

•febrero 5, 2010 • Dejar un comentario

Heather Rainbow sobre el tráfico de los niños de Haití:

Haití actualmente está con 10 Bautistas Americanos en su país. Estos 10 estadounidenses tratarnde traficar a 33 niños a Santo Domingo, con la esperanza de que ellos fueran adoptados, a pesar del hecho de que estos niños tenían hogares y familias en Haití.

Cuando la gente viene a los Estados Unidos y violan la ley, los estadounidenses tienden a estar arriba de ellos, exigiendo justicia. Si, por ejemplo, hubiera un terremoto en Texas, y un montón de chinos vinieran a “ayudar” y traficaran a 33 niños a México con el fin de conseguir que fueran adoptados, podrías apostar que el pueblo de los Estados Unidos estaría molesto.

Pero el tráfico de niños ha tenido una historia terrible entre Estadounidenses. Muchos cristianos, judíos, mormones y otros organismos se presentan como organismos de “adopción” con la intención de extraviar a niños en los hogares de su propia religión, sin cuidado o preocupación por la cultura del niño, su raza o su religión. Estos organismos son especuladores de miles de millones de dólares, y no lo hacen por generosidad, sino por un sentido de superioridad.

Lo que sucede entonces, es que los niños se ven obligados a aclimatarse a la cultura dominante, en este caso, aprender y hablar Inglés, y desechar sus raíces y sus vínculos con su país de origen y el patrimonio. Cuando esto sucede, no menos ni más que un acto de genocidio cultural. Al destruir la historia de una persona, mediante la reducción de personas de su hogar, la familia y la identidad, sus habitantes son sacrificados y destruidos, con sólo la memoria celular y la apariencia a ser cualquier indicio de cualquier otra vida. Leer más.